De delfines y lapas rojas

Sueño que voy de paseo con Mr I. Vamos en bus, hacia algún lugar. En un momento, en una intersección el bus se detiene y el chofer me dice que no puedo ir a mi destino con Mr I, sino que tengo que ir con algunos amigos. Mr I se baja del bus y dice que va a esperarme, yo sigo en el bus y al lado en bici, me siguen mis amigos.

Llegamos a un balneario con muchísima gente. Yo me separo de mis amigos cleteros y me meto a una piscina sola. Hay mucha gente. Estando ahí, recuerdo cómo se llamaba al delfín en Orlando, y lo hago, es dando palmadas dentro del agua. En medio de las personas, niños, juguetes inflables, aparece de repente un delfín. Yo estoy feliz, maravillada. Llamo a xyz y le cuento que apareció un delfín!!!, él me mira con una sonrisa y sigue en lo suyo.

Yo juego con el delfín durante mucho rato, y nadie parece darse cuenta de que ahí hay un delfín. Somos solo el delfín y yo. Me empuja, me da paseos, todos esos trucos de Sea World jijiji...

Luego de un rato, me salgo de la piscina, busco a mis amigos y los encuentro comiendo... y en el suelo hay dos lapas rojas. No vuelan, sino caminan y corren en el suelo. Me voy al bus a traer mi cámara para tomarles fotos, pero en ese momento una de las lapas me persigue como persiguen los gansos. Yo huyo de la lapa, no estoy estresada, me río de la situación, pero no dejo nunca que me alcance.

El episodio de la lapa siguiendome ceñida como ganso enojado se prolonga un rato, y luego llega la hora de regresar. Abordo el bus, mis amigos preparan sus bicicletas y nos vamos. Llegamos a la intersección donde me separé de Mr I, y él está ahí esperandome. Sube al bus, y lo abrazo feliz y le cuento mi experiencia. Nos regresamos a casa.

0 interpretaciones: