Grullas

0 interpretaciones


Luego de más de 4 meses de ausencia en el blog, y unos 6 meses de hacer una fiel amistad con un tapir (se llama pancho), volví a soñar algo que recuerdo con bastante detalle.


Es sábado en mi sueño y salgo a la 1pm de clases de foto en Sabanilla. Tomo camino a mi casa y decido irme por San José centro. En algún momento empiezo a sentir que debo devolverme. Nadie me espera, no busco a nadie, no debo ir a ningún lado, pero el sentimiento cobra fuerza. Me digo a mi misma que debo seguir mi intuición.

Finalmente me devuelvo y tomo calles que desconozco despierta, pero que ahí en el sueño tengo la sensación de haber recorrido antes con Xyz. Voy sola, mi carro es más pequeño. El camino empieza a ascender, como si me dirigiera a Coronado aunque no luce igual. Continúo entre miles de calles y cuadras subiendo y subiendo.

En algún momento, las casas y establecimientos empiezan a ceder el paisaje y se ven lotes baldíos llenos de vegetación, con algunas grullas. Las miro y quedo asustada que tan cerca de la ciudad hayan lotes donde las grullas llegan a pasar el rato. Conforme asciendo se ven más grullas por metro cuadrado, al inicio eran muy poquitas. Me lamento de no tener mi cámara y sacarles fotos. Solo pienso en volver ahí el día siguiente y sacar muchas fotos. Estoy tan maravillada de ver ese tipo de animal que ni se me ocurre pensar para dónde voy, qué hago ahí, cuando me regresaré a mi casa.

Luego de subir una gran montaña, el camino se acaba. Las grullas son multitud, es una sobrepoblación. Me bajo del carro, los pájaros son tantos que si no me hacen un espacio no puedo ni dar un paso. No me atacan, casi que me ignoran como si fueran gallinas y cuando camino se hacen a un lado. En algún momento se corren para dejarme ver a una persona sentada en el suelo, es Xyz; está lleno de cuita de grulla, la cara, cabeza, pelo, cuello, ropa.. Está recagado, parece mal.

Lo veo, me asusto, no sé qué hacer primero, si sacarlo de ahí o preguntarle qué hace ahí? cómo llegó? Lo agarro, y lo meto en mi carro. Con él en el carro, recorro unos cien metros de regreso y el paisaje cambió mucho. Ahora hay un gran lago azul con partes turquesas hermosísimo, con un puente decorado muy lindo. Ahí junto al lago hay un hotel, yo me bajo con Xyz y le pido a la recepcionista que me preste una manguera para lavarle la humanidad al individuo.

Luego de que su cara está más o menos libre de cuita de grulla... me dice que las grullas no lo dejaban comer galletas de chocolate porque eran malas para la salud.

Él no me explica nada. E igual como lo haría despierta... no paro de analizar la situación y la sensación que me llevó a recorrer calles sin ningún sentido hasta encontrarlo. Recuerdo que durante el trayecto sentí que partes del camino las había recorrido alguna otra vez con Xyz (otro sueño tal vez)... pero en ningún momento sentí -conscientemente en el sueño- (que paradójico suena eso) que lo estuviera buscando, o que estuviera en peligro, o que lo fuera a encontrar.

El análisis aumenta. Aumenta. Aumenta.
Despierto.

Gato gris

1 interpretaciones

Estoy en frente de mi casa. En la calle que pasa en frente hicieron una gran zanja y es casi imposible pasar de un lado al otro. El material de la zanja forma dos grandes montañas (es un sueño, por lo tanto un poco exagerado) a la orilla de la misma... que al mismo tiempo impide ver a los vecinos del frente.

Yo estoy de un lado y tengo un gato gris que debo llevar al otro lado, al lado de mi casa. El gato es pequeño, bonito.

Intento escalar la primera montaña para pasar el gato de lado, pero es muy díficil escalar y llevar un gato. Mis intentos son fallidos, me canso. La zanja es muy larga, no es una opción caminar hasta su extremo. Hago muchos intentos por pasar el gato pero me es imposible.
Al final, desesperada consulto con una persona que me indica que solo mi amigo Xyz podrá ayudarme a pasar el gato de lado.

Xyz está en un club jugando futbol, entro, lo encuentro y le solicito ayuda para pasar mi gato. Él me dice que ahorita está muy ocupado, que talvez luego que termine de jugar. Su respuesta poco servicial me estresa, pero no estoy en posición de presionar, le digo que esperaré.

Mientras él juega salgo resuelta a cruzar mi gato. Se me ocurre que talvez con una silla pueda (es un sueño!!!!). Unos 300mts más abajo de donde estoy, hay una mesedora en una casa, entonces voy a traerla. La mesedora pesa un montón, y cargarla con el gato se dificulta. Al final la mecedora cae a la zanja (no sé bien como la subí) y no me sirvió de nada.

Termina partido, entro a buscar a Xyz pero me dice que ese día no tiene ganas de ayudarme, que talvez mañana. Paso la noche intentando pasar mi gato. Muero de cólera que Xyz no me haya ayudado aún.

Al día siguiente Xyz vuelve al club, en la puerta le pregunto si me ayudará y me dice que en un rato, que espere. Entonces meto al gato en mi pretina, le saco la nariz para que respire. Ya tengo más movilidad... le pido al gato que no se vaya a caer o morir asfixiado. Sigo intentando escalar y pasar mi gato... es díficil.
Despierto.

Miguel y dos sueños feos

1 interpretaciones

  1. Sueño que estoy soñando. Veo varias imágenes pasar muy rápido, veo personas, cosas, situaciones, me despierto (en el sueño) y en shock me siento y digo: Miguel!! Mi ángel masculino se llama Miguel.
    Empiezo a buscar algo donde anotar el nombre, porque no quiero volver a dormirme y que cuando me despierte de nuevo no acordarme. Entonces me levanto y busco una hoja blanca y con pilot verde empiezo a escribir: "Debo acordarme cuando despierte en la mañana que mi ángel de la guarda masculino se llama Miguel". Me vuelvo a acostar, estoy tranquila, sé que lo recordaré. Me siento emocionada de saber su nombre.
    Todo eso fue un sueño dentro de un sueño.
    Cuando realmente desperté, estaba muerta de miedo e impresionada de soñarme eso.

  2. Estoy soñando que estoy acostada en mi cama. Me doy la vuelta hacia la ventana y con las manos toco una cabeza cerca de la ventana. Me siento rápidamente bastante asustada por la impresión y me doy cuenta que hay una persona ingresando a mi cuarto por la ventana. Al parecer quitó algunas celosías, la verja y está entrando con muchísimas dificultades a mi cuarto, obviamente pasando por encima de mi cama y de mis pies.
    Cuando me doy cuenta de su ingreso, la persona ya logra entrar y corre hacia adentro de la casa. Yo pego gritos. Mami aparece y se sienta conmigo a tranquilizarme, me dice que ya pasó, que el tipo ya salió de la casa. Mientras hablo con ella ya bastante relajada, vemos salir al tipo de la casa con Emmanuel alzado (no había salido).
    En ese momento siento que todo se me bajó a los talones, al ver que el ladrón se lleva a Emmanuel siento una impotencia y una desesperación terrible. Pego gritos, trato de salir tras el tipo, pero pierdo el rastro. Sigo pegando gritos, es tanta la desesperación que empiezo a respirar mal.
    Entro a la casa a llamar a la policía.
    Al ratito el ladrón toca el portón, mi susto ya no da más. El ladrón dice que viene a negociar a Emmanuel. Mami me dice que ella habla con él. Yo me acuesto en mi cama, estoy tan aterrorizada que me meto debajo de las cobijas y me tapo la cara. Sé que el ladrón y mami dialogan en la sala, los vería desde mi cama pero estoy tapada con las cobijas.
    Empiezo a sentir una presencia al lado de la cama. Yo sigo tapada. La presencia agarra parte de mi cobija, y me destapa la cara. Mi corazón no da más, pego un grito increíble.
    A quien veo es a mi amigo Pk con una cara ultrafeliz y una expresión de amistad increíble, su presencia no calza con el ambiente oscuro, Pk me transmite paz, amistad, cariño, alegría de verme, de llegar de sorpresa a mi casa (en el peor momento) y alegrarme.
    De fondo están mami y el ladrón. Yo pienso "¿pk era el ladrón? -no, no puede serlo porque el ladrón sigue en la sala, lo veo".
    Despierto.

  3. Estoy acostada en mi cama. Mami llega con un lagarto (caimán, cocodrilo, no sé) y lo pone sobre mi. El lagarto está dormido, yo estoy acostada boca-arriba.
    Cuando mami pone el bicho ese sobre mi y me dice que se lo sostenga "un toque"... no tengo tiempo ni de chistar, porque inmediatamente hay un animal enorme encima de mi cara.
    Yo estaba asustadísima. No podía llamar a mami, no me salía la voz, cuando trataba de decir "maaaaaaaaaaa", solo me salía media "m". Estoy en pánico, tengo miedo hasta de respirar y que el bicho ese se despierte y me haga algo. Tengo su "quijada" en mi cara, el bicho empieza a babear y el líquido caliente baja por mi cara, oprimo los labios para que no me entre en la boca; muero del asco.
    Al oprimir los labios, menos que puedo pedir ayuda y que me liberen del bicho. En un momento trato de llamar a mami, y el líquido lagartoso entra. Quiero vomitar.
    No sé como pero finalmente pego un grito y funciona! Llamé a mami. Al mismo tiempo que sale la voz, con fuerza me libero del lagarto hacia mi izquierda.
    Despierto. Siento una gran presión en el lado izquierdo, abros los ojos con miedo, son mis cobijas todas hechas un puño.

¿Dos ángeles?

0 interpretaciones

Sueño que voy donde R. Su casa es un lugar muy bonito, donde siento una gran paz interior. R es una figura de cierta relevancia espiritual, pero no recuerdo su oficio o posición.
Llego con actitud de respeto a dialogar sobre mis dudas existenciales y le planteo:

  • ¿Por qué mi ángel de la guarda se llama Brigit y tu ángel se llama Rafael? ¿Por qué mi ángel es femenino y el tuyo es masculino?. Tú me dijiste que todos los ángeles de la guarda son realidad femeninos.

R me plantea un anécdota que no recuerdo, de esos relatos que tienen enseñanza y luego agrega:

  • En realidad Marcia, todos tenemos dos ángeles de la guarda, pueden ser de diferente rango y como en el mundo siempre hay dos polaridades todos tenemos un ángel masculino y un ángel femenino.

Me quedo pensando en sus palabras, porque en realidad esperaba que me dijera que su ángel también era femenino aunque se llamara Rafael. Y entonces le agrego:

  • ¿Cómo se llama mi ángel de la guarda masculino?

A lo que R me contesta: "Debes conocerlo de la misma forma que conociste a Brigit".
Despierto.

Es un avión, nooo, es una paloma!

1 interpretaciones

Estoy en mi cuarto y afuera el clima está simplemente horrible, una tormenta muy fuerte. Está tan nublado que no veo nada, ni los vecinos del frente, ni las montañas de Heredia, la neblina y las nubes son muy densas. En el momento que veo por mi ventana lo inclemente del clima, oigo que va un avión y veo una luz amarilla intensa que me indica que es él.
Salgo de la casa para ver qué pasa con el avión, estoy pensando: "ese avión no va a poder aterrizar, es imposible". El avión se dirige hacia el aeropuerto, baja, baja, pero en el último momento se arrepiente y sube y yo me digo: "claro, yo lo sabía, no iba a poder aterrizar".
La luz amarilla da la vuelta y se comienza a levantar de nuevo, se cruza con otro avión que iba bajando y en ese momento las nubes se empiezan a despejar y veo claramente los dos aviones que ya se separan. El primer avión viene en dirección hacia mi (hacia La Aurora) y el segundo va hacia el aeropuerto pero el clima cambió 180 grados. Ahora no hay ni una sola nube, ni llueve, ni hay neblina.
El primer avión (el de mi preocupación) comienza a hacerse pequeño, y se convierte en una avioneta pequeña, yo veo la transformación, y veo que intenta aterrizar en la plaza de fútbol de La Aurora que queda como a 200mts de mi casa. Cuando está por bajar, se convierte en paloma y se posa sobre la cancha con mucha paz... Yo miro la palomita, pienso que todo salió bien, y me despierto.