Respirando agua

0 interpretaciones

Regreso a mi casa luego de estar unos días en una isla de vacaciones. Una lancha me deja en un muelle donde tengo que esperar otro transporte para continuar el recorrido. 
En el muelle todo es muy celeste, muy turquesa, hay un muro de cemento blanco que subo y llego a la terraza de un restaurante donde veo algunos conocidos tomando café. Continuo caminando, atravesando el restaurante hacia unas gradas blancas que hay al fondo.
Todo me llama la atención por parecerme muy celeste. Subo las gradas y cuando llego a la última de ellas, salgo del agua. Es decir, al subir a la última grada, mi cabeza emerge del agua y me doy cuenta que en todo momento anterior estuve sumergida y respiraba agua sin darme cuenta. El muelle, el restaurante todo está sumergido y las personas logran hacer vida normal. Al salir a la superficie todo me parece muy blanco y deseo volver a sumergirme para respirar agua pero siendo consciente de que es agua, para saber qué se siente. Pero no sé cómo volverme a meter y atreverme a respirar. En el momento en que lo voy a intentar despierto.

El paseo donde mis primos

1 interpretaciones

[Despierta]
Durante mi infancia, mi tía Mj y su familia vivían cerca de Paso Canoas, y los visitábamos una vez al año. Era un lugar muy lindo, sumamente rural; en medio de plantaciones de palma africana. Mi tío era el maestro de escuela primaria de una finca donde asistían todos los niños de los trabajadores de la plantación.

[Dormida]
Anoche soñé que yo era un poco más joven, e íbamos a hacer el paseo anual a visitarlos. Llegamos y mi primo M me recibió y me comentó que la compañía les había puesto una piscina. Yo estaba emocionada por ver la piscina.

Empezamos a caminar hacia el lado atrás de la casa, y llegamos a una fachada de una casa, vieja de madera. Las ventanas tenían cedazo y celosías... la puerta se veía sellada. M me indica que hay que levantar el cedazo de una ventana, quitar las celosías y meternos por ahí. Yo estoy extrañada, ya que esa casa no existía antes... y no entendía por qué se veía todo tan viejo y no usábamos la puerta.

Al final, ingresamos por la ventana, y al otro lado había un complejo de piscinas precioso. Nuevo, limpio. Las piscinas son circulares. Las pequeñas son círculos, y las más grandes son anillos, es decir, para nadar se recorre la circunferencia, pero en esas no se puede nadar atravesándola por lo que sería el diámetro de la misma.

Yo estoy super feliz. Siento que es una maravilla. Pienso en que pasaré todos mis días ahí, en las piscinas. Me llama la atención una piscina grande en forma de anillo, celeste, limpia, muy bonita.

Estaba en la contemplación del complejo, cuando vemos que por la rendija de la ventana por donde ingresamos, está ingresando una señora y su hijo (no los conozco). Mi primo M le pregunta que qué hace? y Ella bastante malhumorada le comenta que esa piscina les pertenece a todos los que trabajan en la finca de palma, no solo a la familia del maestro.

La señora sigue dando discursos, que las piscinas las hizo la compañía para todos. Ella le pide a su hijo (niño como de 11 años) que use las piscinas, que se tire en alguna. El niño lo hace, y ella lo sigue. En ese preciso instante, el ambiente cambia radicalmente, el agua limpia desaparece, el interior de todas las piscinas que era celeste claro y limpio, se convierte en cemento verdoso, sucio, lleno de moho. En el momento en que la señora ingresó, todo el complejo de piscinas pierde su brillo, y se convierte en un lugar abandonado, sucio, seco, cochino.

Mi primo M y yo nos volvemos a ver. Los vemos metidos en una inmundicia. Me da asco. M me dice que es momento de irnos. Debemos salir por donde entramos, por la ventana de cedazo y celosías. A mi me cuesta mucho salir, siento el cedazo más duro, la ventana más alta. Al final, logro salir del lugar.
Despierto.

Con culebras, que feo

0 interpretaciones

Voy caminando por un edificio raro. Parece castillo, parece exhibición botánica, yo interiormente siento que estoy recorriendo algo así como el InbioParque en un edificio de la edad media.

Llegué con alguien, pero estoy recorriendo los aposentos sola. Encuentro culebras agresivas, que apenas me ven reaccionan en mi contra, y siento el peligro. Empiezo a correr mientras ellas también muy rápido me siguen atrás. Siento una desesperación muy grande. Grito, pido auxilio, y no hay nadie.

Ahí mismo en el edificio raro, encuentro a mami. Está en el piso de más arriba del "castillo", al parecer ese piso de arriba es mi casa, abajo estaban las culebras.
Me siento a salvo, recupero la respiración y tranquilidad. Decido ir a bañarme para liberarme de tensión y sudor que me causó persecución.

Mientras me estoy bañando, veo que por el desague del baño se asoma una culebra café horrible. Pego gritos desesperados del susto. Mami escucha mis gritos y entra al baño, me dice que tenemos que matarla.

No sé como, pero la agarramos como del centro con ambas manos, como si quisieramos partirla en dos. Pero no buscamos partirla en dos cola-cabeza... sino partirla en dos a lo largo, es decir como si se partiera a lo largo de la columna vertebral. Al jalarla empezamos a hacerla ancha... y ancha... hasta que llega a ser tan ancha como un cocodrilo... y de repente empieza a partirse en dos... sale luz, y se parte.
Despierto.

Disgusto onírico

0 interpretaciones

Voy para News Café con dos de mis amigos (A y B). En el sueño, A y B no son muy amigos... y A camina adelante mientras yo voy algunos pasos atrás con B. Se que la situación es un poco incomoda, pero no me importa. Quiero saber si B incumplió un acuerdo que tenía conmigo (no ver a alguien). Le hago muchas preguntas, lo instigo hasta que confiesa que sí lo incumplió. Inmediatamente me detengo con enojo, le digo que no voy a ningún lado con él y empiezo a caminar sola de regreso.
Mi amigo A no se da cuenta que yo me devolví ya que él caminaba adelante. B me mira con cara de tristeza y confusión.
Despierto.

Lo que me faltaba... ahora de payaso!

0 interpretaciones

Voy a una fiesta de cumpleaños con Pk. Somos adultos, pero la fiesta es de niños... somos los únicos adultos del lugar. Llegamos juntos.
De repente entra el payaso que animará la fiesta de niños. No es un payaso malévolo... sino uno "simpático" que hace figuras con globos, canta canciones infantiles, organiza juegos. Pk y yo, como todos los niños estamos sentados en mesa pequeña, con sombreros de fiesta como si tuviéramos 7 años.
El payaso, pues es LZ.
Me siento incomoda, me da como urticaria estar ahí... y empiezo a pensar como irme. Pasan minutos que yo siento como horas, días, vidas enteras... y al final, me levanto decidida a irme, y para mi sorpresa Pk también. Le pregunto que para donde va, y me dice que prefiere retirarse.
Nos vamos, en ese momento mucha gente empieza a subir una colina, y como si fuera otro sueño, empiezo a caminar con la gente.
Pierdo de vista a Pk.
Me siento relajada, de que mi huída de la fiesta, se disimula por el movimiento de gente hacia la cima de la colina. Empiezo a hablar con tres hombres, trabajan en una construcción, y me cuentan cómo su trabajo produce algo de valor.

De delfines y lapas rojas

0 interpretaciones

Sueño que voy de paseo con Mr I. Vamos en bus, hacia algún lugar. En un momento, en una intersección el bus se detiene y el chofer me dice que no puedo ir a mi destino con Mr I, sino que tengo que ir con algunos amigos. Mr I se baja del bus y dice que va a esperarme, yo sigo en el bus y al lado en bici, me siguen mis amigos.

Llegamos a un balneario con muchísima gente. Yo me separo de mis amigos cleteros y me meto a una piscina sola. Hay mucha gente. Estando ahí, recuerdo cómo se llamaba al delfín en Orlando, y lo hago, es dando palmadas dentro del agua. En medio de las personas, niños, juguetes inflables, aparece de repente un delfín. Yo estoy feliz, maravillada. Llamo a xyz y le cuento que apareció un delfín!!!, él me mira con una sonrisa y sigue en lo suyo.

Yo juego con el delfín durante mucho rato, y nadie parece darse cuenta de que ahí hay un delfín. Somos solo el delfín y yo. Me empuja, me da paseos, todos esos trucos de Sea World jijiji...

Luego de un rato, me salgo de la piscina, busco a mis amigos y los encuentro comiendo... y en el suelo hay dos lapas rojas. No vuelan, sino caminan y corren en el suelo. Me voy al bus a traer mi cámara para tomarles fotos, pero en ese momento una de las lapas me persigue como persiguen los gansos. Yo huyo de la lapa, no estoy estresada, me río de la situación, pero no dejo nunca que me alcance.

El episodio de la lapa siguiendome ceñida como ganso enojado se prolonga un rato, y luego llega la hora de regresar. Abordo el bus, mis amigos preparan sus bicicletas y nos vamos. Llegamos a la intersección donde me separé de Mr I, y él está ahí esperandome. Sube al bus, y lo abrazo feliz y le cuento mi experiencia. Nos regresamos a casa.

VOLVI !!!

0 interpretaciones

Feliz año 2009!!!

Después de una larga ausencia acá en el blog, mis sueños han regresado!! Espero que se queden conmigo porque ya los extrañaba!! :)

Grullas

0 interpretaciones


Luego de más de 4 meses de ausencia en el blog, y unos 6 meses de hacer una fiel amistad con un tapir (se llama pancho), volví a soñar algo que recuerdo con bastante detalle.


Es sábado en mi sueño y salgo a la 1pm de clases de foto en Sabanilla. Tomo camino a mi casa y decido irme por San José centro. En algún momento empiezo a sentir que debo devolverme. Nadie me espera, no busco a nadie, no debo ir a ningún lado, pero el sentimiento cobra fuerza. Me digo a mi misma que debo seguir mi intuición.

Finalmente me devuelvo y tomo calles que desconozco despierta, pero que ahí en el sueño tengo la sensación de haber recorrido antes con Xyz. Voy sola, mi carro es más pequeño. El camino empieza a ascender, como si me dirigiera a Coronado aunque no luce igual. Continúo entre miles de calles y cuadras subiendo y subiendo.

En algún momento, las casas y establecimientos empiezan a ceder el paisaje y se ven lotes baldíos llenos de vegetación, con algunas grullas. Las miro y quedo asustada que tan cerca de la ciudad hayan lotes donde las grullas llegan a pasar el rato. Conforme asciendo se ven más grullas por metro cuadrado, al inicio eran muy poquitas. Me lamento de no tener mi cámara y sacarles fotos. Solo pienso en volver ahí el día siguiente y sacar muchas fotos. Estoy tan maravillada de ver ese tipo de animal que ni se me ocurre pensar para dónde voy, qué hago ahí, cuando me regresaré a mi casa.

Luego de subir una gran montaña, el camino se acaba. Las grullas son multitud, es una sobrepoblación. Me bajo del carro, los pájaros son tantos que si no me hacen un espacio no puedo ni dar un paso. No me atacan, casi que me ignoran como si fueran gallinas y cuando camino se hacen a un lado. En algún momento se corren para dejarme ver a una persona sentada en el suelo, es Xyz; está lleno de cuita de grulla, la cara, cabeza, pelo, cuello, ropa.. Está recagado, parece mal.

Lo veo, me asusto, no sé qué hacer primero, si sacarlo de ahí o preguntarle qué hace ahí? cómo llegó? Lo agarro, y lo meto en mi carro. Con él en el carro, recorro unos cien metros de regreso y el paisaje cambió mucho. Ahora hay un gran lago azul con partes turquesas hermosísimo, con un puente decorado muy lindo. Ahí junto al lago hay un hotel, yo me bajo con Xyz y le pido a la recepcionista que me preste una manguera para lavarle la humanidad al individuo.

Luego de que su cara está más o menos libre de cuita de grulla... me dice que las grullas no lo dejaban comer galletas de chocolate porque eran malas para la salud.

Él no me explica nada. E igual como lo haría despierta... no paro de analizar la situación y la sensación que me llevó a recorrer calles sin ningún sentido hasta encontrarlo. Recuerdo que durante el trayecto sentí que partes del camino las había recorrido alguna otra vez con Xyz (otro sueño tal vez)... pero en ningún momento sentí -conscientemente en el sueño- (que paradójico suena eso) que lo estuviera buscando, o que estuviera en peligro, o que lo fuera a encontrar.

El análisis aumenta. Aumenta. Aumenta.
Despierto.