Con culebras, que feo

Voy caminando por un edificio raro. Parece castillo, parece exhibición botánica, yo interiormente siento que estoy recorriendo algo así como el InbioParque en un edificio de la edad media.

Llegué con alguien, pero estoy recorriendo los aposentos sola. Encuentro culebras agresivas, que apenas me ven reaccionan en mi contra, y siento el peligro. Empiezo a correr mientras ellas también muy rápido me siguen atrás. Siento una desesperación muy grande. Grito, pido auxilio, y no hay nadie.

Ahí mismo en el edificio raro, encuentro a mami. Está en el piso de más arriba del "castillo", al parecer ese piso de arriba es mi casa, abajo estaban las culebras.
Me siento a salvo, recupero la respiración y tranquilidad. Decido ir a bañarme para liberarme de tensión y sudor que me causó persecución.

Mientras me estoy bañando, veo que por el desague del baño se asoma una culebra café horrible. Pego gritos desesperados del susto. Mami escucha mis gritos y entra al baño, me dice que tenemos que matarla.

No sé como, pero la agarramos como del centro con ambas manos, como si quisieramos partirla en dos. Pero no buscamos partirla en dos cola-cabeza... sino partirla en dos a lo largo, es decir como si se partiera a lo largo de la columna vertebral. Al jalarla empezamos a hacerla ancha... y ancha... hasta que llega a ser tan ancha como un cocodrilo... y de repente empieza a partirse en dos... sale luz, y se parte.
Despierto.

0 interpretaciones: