El paseo donde mis primos

[Despierta]
Durante mi infancia, mi tía Mj y su familia vivían cerca de Paso Canoas, y los visitábamos una vez al año. Era un lugar muy lindo, sumamente rural; en medio de plantaciones de palma africana. Mi tío era el maestro de escuela primaria de una finca donde asistían todos los niños de los trabajadores de la plantación.

[Dormida]
Anoche soñé que yo era un poco más joven, e íbamos a hacer el paseo anual a visitarlos. Llegamos y mi primo M me recibió y me comentó que la compañía les había puesto una piscina. Yo estaba emocionada por ver la piscina.

Empezamos a caminar hacia el lado atrás de la casa, y llegamos a una fachada de una casa, vieja de madera. Las ventanas tenían cedazo y celosías... la puerta se veía sellada. M me indica que hay que levantar el cedazo de una ventana, quitar las celosías y meternos por ahí. Yo estoy extrañada, ya que esa casa no existía antes... y no entendía por qué se veía todo tan viejo y no usábamos la puerta.

Al final, ingresamos por la ventana, y al otro lado había un complejo de piscinas precioso. Nuevo, limpio. Las piscinas son circulares. Las pequeñas son círculos, y las más grandes son anillos, es decir, para nadar se recorre la circunferencia, pero en esas no se puede nadar atravesándola por lo que sería el diámetro de la misma.

Yo estoy super feliz. Siento que es una maravilla. Pienso en que pasaré todos mis días ahí, en las piscinas. Me llama la atención una piscina grande en forma de anillo, celeste, limpia, muy bonita.

Estaba en la contemplación del complejo, cuando vemos que por la rendija de la ventana por donde ingresamos, está ingresando una señora y su hijo (no los conozco). Mi primo M le pregunta que qué hace? y Ella bastante malhumorada le comenta que esa piscina les pertenece a todos los que trabajan en la finca de palma, no solo a la familia del maestro.

La señora sigue dando discursos, que las piscinas las hizo la compañía para todos. Ella le pide a su hijo (niño como de 11 años) que use las piscinas, que se tire en alguna. El niño lo hace, y ella lo sigue. En ese preciso instante, el ambiente cambia radicalmente, el agua limpia desaparece, el interior de todas las piscinas que era celeste claro y limpio, se convierte en cemento verdoso, sucio, lleno de moho. En el momento en que la señora ingresó, todo el complejo de piscinas pierde su brillo, y se convierte en un lugar abandonado, sucio, seco, cochino.

Mi primo M y yo nos volvemos a ver. Los vemos metidos en una inmundicia. Me da asco. M me dice que es momento de irnos. Debemos salir por donde entramos, por la ventana de cedazo y celosías. A mi me cuesta mucho salir, siento el cedazo más duro, la ventana más alta. Al final, logro salir del lugar.
Despierto.

1 interpretaciones:

Niebla dijo...

Culebras, culebras, culebras...

Seres maravillosos, que están conectados con la creación, con el conocimiento, con el bien y el mal.

En nuestros sueños siempre representan nuestros impulsos más profundos, emocionales o de acción y creación.

Tus culebras son tus emociones, están en un lugar que estimas seguro, una especie de castillo, donde supuestamente estás protegida del exterior. En realidad estás protegida del exterior, porque las culebras no vienen del exterior, vienen de tu interior más profundo, de tu sombra.

Sientes como te atacan, como tratan de morderte, es decir, como quieren que las escuches, las vivas y las experimentes. Aun así, te refugias en tu casa, que es tu ser racional, y mucho más allá, buscas el apoyo de tu mamá, que representa modelos mentales muy arraigados dentro de vos, tradiciones, formas "correctas" de hacer las cosas. La culebra traspasando el desague y entrando en tu baño, es un símbolo fuertísimo de una de esas zonas inconscientes que está mudándose a la realidad racional.

El acto de "descuartizar" a la culebra, es desgarrador. No entiendes que es lo que quiere, así que buscas en su interior. Buscas en su piel lo que deberías ver en su interior, por eso el rompimiento genera luz, para iluminarte.

Hay algo muy importante que te está comunicando tu yo trascendente a través de una de estas culebras. Debes estar atenta, debes buscar dentro de tu yo racional, la información que se coló para vos, que tiene relación directa con tu forma de ver y actuar sobre una situación particular que ha cambiado. Algo que se ha roto, o algo que has dejado de creer. Busca, busca, busca.