A la inversa

En este va mi interpretación y no el sueño (G.A).

Mi intuición otra vez llama a la puerta para detenerme, para decirme que no debo gastar mis energías en algo que hoy es inadecuado.

Sin embargo, yo sabía que algo no estaba bien, por eso limpiaba, aplanchaba y alisaba el escenario de la obra teatral onírica... como queriendo cambiar las bases, el fondo... No sirvió.

1 interpretaciones:

Niebla dijo...

Las ataduras no se pueden esconder, ni siquiera debajo de toda la lana de las ovejas o del pelaje del leòn. Las ataduras deben romperse.