Horas en el aeropuerto

Llego a un aeropuerto, debo esperar varias horas ahí mientras sale mi vuelo. El edificio me parece extraño, por ratos siento que estoy en una clínica pero me hacen pensar que es un aeropuerto... Pero no, yo veo las pistas y los aviones por las ventanas, es un aeropuerto; pero el edificio tiene pasillos tan raros, que me recuerda un hospital sin enfermos.

Me gustaría salir del aeropuerto e ir a dar un paseo, pero no me dejan. Entonces, quiero buscar las tiendas y distraerme. Voy y encuentro tiendas de telas, de muchos colores. Luego encuentro un jardín, y les tomo fotos a varias personas con la ciudad de fondo. Estamos como en una cima, la ciudad entera se ve abajo. Le pido a alguien que me tome una foto también, con la hermosa ciudad de fondo. Veo la ciudad y la reconozco, sé quien vive ahí, he visto una foto áerea antes.

Luego estoy con una persona sentada en una banca, quiero preguntarle qué significo yo en su vida? Hago el intento, pero no pregunto nada. En el fondo sé que esa persona se va ir, sin darme respuesta.

1 interpretaciones:

Niebla dijo...

Este sueño es un poco confuso, toda la temática del aeropuerto tiene que ver con proyectos muy creativos e innovadores, si estás esperando un vuelo, es porque estás a punto de poner en marcha un proyecto de este tipo, todos los detalles fuera del aeropuerto pueden darte alguna pista del tipo de proyecto que estás trabajando, incluso la relación con la persona que vive en esa ciudad que ves desde la ventana.

Luego cambias el matiz del sueño por una visita a un mall... jijiji, y te vas de compras, esto es la búsqueda de conocimiento o de datos importantes para vos, podrían referirse al proyecto que tienes en marca, y por ùltimo te sentàs en una banca con alguien importante en tu vida, que ademàs sientes que se va a ir, lo cual le da un giro total al sueño, y en lugar de referirse a un proyecto, podría ser màs bien una despedida, aeropuertos, andenes, puertos, pueden simbolizar en algunos casos el fin de una relación, la separación de alguien querido, incluso por muerte, que no parece ser el caso, puesto que a tu amigo no lo ves mal ni triste, solo silencioso.