Ladroncillos

Estoy en mi cuarto acostada, comienzo a oír ruidos afuera de mi ventana. Algunas personas se intentan meter al patio de mi casa brincándose la verja. Recuerdo que hay alambre navaja, y simplemente pienso en que algunos se lastimaran.
Cuando sé que ingresaron, oigo sus voces, son jóvenes y pienso que solo hacen travesuras e intentan robar naranjas o mangos del patio, pero no me preocupo porque sé que no entraran en la casa.
Mami llega a mi cuarto asustada, diciéndome que alguien entró al patio, pero le digo que son los vecinos, que no son peligrosos.

2 interpretaciones:

Niebla dijo...

A veces permitimos que los demás abusen de nosotros, no digamos tirándonos al piso "y haciéndonos suyos" (ojo a la versión General Audiences, estoy muy polite), pero si pidiendo más de lo que deben, e incluso utilizándonos sin nuestro consentimiento, pero que por razones de diferente índole aceptamos que sigan haciendo estas cosas, unas veces por mantener la paz, otras por "amor", otras por miedo a una confrontación, o porque sencillamente no creemos merecer el respeto que no nos dan. En muchas ocasiones esa parte autoprotectora que llevamos dentro, representada a los efectos por tu mamá, hace su trabajo y nos advierte y aun así dejamos que se lleven los mangos del patio, a fin de cuentas no se están llevando el televisor ni la computadora (o el carro), pero lo cierto es que la afectación hacia nosotros existe y es bueno revisar por qué putas la permitimos.

Klondike dijo...

Versión polite para "General Audiences". Me vas a matar de la risa... ERES ADORABLE!
Gracias por el detalle, no vaya a ser que el rating de mi blog suba incontrolablemente!

pd:
Mujeres que corren con los lobos